Consejos para lograr mejores fondos de fotos

La fotografía es un arte complejo y sin importar cuantos años llevemos en el rubro siempre van surgiendo nuevas cosas que podemos aprender para mejorar nuestros resultados y hacer de nuestras imágenes algo mucho más atractivo y eficiente: en cierto tipo de fotografías, como en el caso de los retratos, los fondos de las mismas son sumamente trascendentales para obtener un buen terminado. Ahora bien, ¿cómo elegir un buen fondo para mi foto? ¿Cómo hago para encontrarlo? En el articulo de hoy estaremos tratando de responder a estas preguntas para aquellos fotógrafos novatos que desean obtener imágenes increíbles y no saben por dónde comenzar en la búsqueda de un fondo que valga la pena . Esperamos que la información les resulte de utilidad.

Cómo encontrar un buen fondo para tus fotos

Como mencionamos al comenzar el articulo los factores que hacen a una buena fotografía son variados y por más años de experiencia que tengamos en el rubro siempre existen cosas nuevas que se pueden aprender: en este caso nos ha parecido interesante armar una serie de recomendaciones que nos ayudarán a dar con ese fondo perfecto para que nuestra fotografía resulte sublime, información que puede servir tanto para novatos como para personas más experimentadas que buscan mejorar sus imágenes y su técnica.

Buscar el lugar adecuado

Para que el fondo sea el complemento perfecto de nuestra fotografía y le añada a la misma valor agregado en nivel artístico es importante hacer una buena selección de la locación del mismo: si bien en muchas ocasiones tenemos que adaptarnos a un lugar especifico y previamente dado, si tenemos la opción de escoger nosotros la locación lo mejor es siempre optar por lugares abiertos.

Cuidado con los colores

Para que el fondo nos juegue a favor en nuestra fotografía e incluso le agregue algo más a la imagen, siempre se debe elegir tonos en el fondo que hagan buena combinación con los colores que predominan en lo que vamos a fotografiar. El sujeto principal de la imagen debe tener una buena armonía y complementar bien con el fondo y sus colores predominantes. Cuidado con los fondos lisos de colores brillantes ya que pueden terminar por robarse toda la atención.

Siempre en movimiento

Un buen fotógrafo escogerá un buen fondo y tratará de ir tomando las imágenes desde distintas perspectivas para ir capturando diferentes angulos y aspectos no solo del sujeto principal sino también de la locación elegida. Por otro lado el movimiento también te permite ir viendo qué es lo que va mejor e incluso eliminar ciertas cosas del fondo que no te agradan y que pueden desaparecer si modificamos el angulo.